domingo, 29 de octubre de 2017

Mantenlo prendido

Entonces, ocurrió. A sala llena y con amigxs que siguieron la presentación desde el patio, desde el hall de Nivangio, en un desborde hermoso de gente querida.
El viernes presenté mi libro, fue una noche emotiva, hermosa, necesaria.
En la mitad de las fotos que vi desde el viernes, estamos dándonos abrazos. Creo que va por ahí, que así venceremos también.
Agradezco mucho por la potencia, la belleza y el cariño a quienes presentaron Mantenlo prendido conmigo, en orden de aparición: Paola A. SotoLeandro GabilondoNatalia RomeroVictoria ZotalisRamiro Luengo y Inda Morena.
Entre las cosas que dije esa noche:
Escribir es también preguntar.
Y escribir ficción viene siendo para mí una manera de preguntar y probar respuestas posibles, en diferentes paisajes, tonos, miradas.
En todos los tiempos de la humanidad debe haber sido importante reunirse con otros y otras a celebrar las nuevas cosas, por ejemplo, la salida de un libro nuevo.
Pero creo que especialmente en estos días, en este país, en este mundo, es necesario, lindo y urgente.
Creo que leyendo, compartiendo, escribiendo, también hacemos que lo imposible quede más cerca.
Gracias a todxs los que vinieron y también a quienes de alguna manera se hicieron presentes esa noche.

Pd. los libros ya están a la venta, mañana paso los puntos de venta.
- AGUANTE TODXS.



viernes, 6 de octubre de 2017

sale mi libro sale

El viernes 27 de octubre será la presentación de #MantenloPrendido, y estaremos en Nivangio tirando palitos al fuego con varixs amigxs (...qué lindo ese momento de preparar el festejo).
Quiero arrancar por nombrar a dos en particular: Natalia Romero, que tomó la pila de hojas que era mi libro al comienzo, para acompañarme durante horas de mates a revisar, elegir y encontrar los cuentos, hasta que el proyecto fuera este libro. Vivan las redes que nos recogen del mar caótico que puede ser un archivito de word: gracias, Nati, mucho amor.
Y en otra punta de la cancha, a Leandro Gabilondo: campeón de la insistencia en que no se apague este libro. Sencillo y directo, con el acierto de empujar donde yo me demoraba. Amigo, gracias, abrazo grandísimo.
Por último, también: celebración y gratitud con Peces de Ciudad por ese momento en que una carpeta del escritorio de mi compu se transformó poderosamente en un objeto editorial, confiado y lindo. ¡Salú!
El viernes 27 la seguimos. Mientras, aguante todxs.

*aquí foto del momento en que llegó la prueba de galera: