jueves, 11 de febrero de 2016

Si Te Agarran Del Brazo Para La Foto.‬

Hay una escena en la película ET: cuando Elliot en plena clase, comienza desesperadamente a destapar los frascos que contienen ranas, no sé cómo Spielberg llamó a eso, pero en youtube esa escena se llama Saving the frogs.
La cuestión estalla con niños y niñas liberando todas las ranas de los frascos. Se despliega una superposición/cadena de gente jalando del brazo a alguien: niños, que al comienzo se resisten, jalan a Elliot. La maestra, jala a Elliot y a todos sus alumnos y alumnas para detener la revolución ranera.
Finalmente, Elliot jala a una chica (la joven, muy joven Erika Eleniak), tal como ET ve en la televisión que John Wayne jala a la chica en The Quiet Man.
Gente jalando gente. Y se levanta un viento fuerte, el suelo se ha llenado de ranas saltando por todos lados, niños abriendo frascos. Se abre una puerta (se destapa un aula), Elliot toma envión y besa a su compañera, la joven Erika.

Cuando era chica vi ET en el cine, y varias veces más tarde en vhs. Esa escena de las ranas me parecía hermosa. Me encantaba que Elliot se suelte de todos esos brazos que lo agarran para liberar a las ranas y que sus compañeros y compañeras hicieran lo mismo. Y que le diera un beso a la chica, que casi no se resiste. Me gustaba que él se subiera arriba de otro chico porque ella le llevaba un par de cabezas, y en ese malabar, se dieran un beso.

Ayer se viralizó en forma de texto, gif y video la imagen del presidente de este país, jalando a un niño para la foto. Me acordé de los frascos con ranas, de Elliot queriendo zafarse para liberarlas, de él liberándose a sí mismo. Y de algo esencial que hace que toda esa secuencia que filmó Spielberg tenga sentido: para que alguien jale, tiene que haber alguien ofreciendo resistencia. Ahí reside la potencia, en no dejarse jalar así como así. Sólo en el remate de esa escena, Elliot jala y alguien ya no se resiste, agarra: entonces, no está tirando de ella. Entonces, no hay nada más que liberar.
Esto último se parece más a bailar que a cualquier otra cosa, ahí pasa algo mucho más interesante y vital.

Buenas tardes, me voy a destapar unos frascos.
Todo lo demás, no, gracias.


No hay comentarios: