lunes, 29 de febrero de 2016

jueves, 25 de febrero de 2016

*iujuu

Tenía muchas ganas de decir esto:
se llenó el cupo del primer grupo
del Taller de Ficciones 2016
y abrimos inscripción para el segundo grupo Emoticón grin
..le deseo tanto que corra la misma suerte.

miércoles, 24 de febrero de 2016

miércoles, 17 de febrero de 2016

Judith Butler

"Lo indecible dice, o lo decible dice lo indecible en silencio, pero estos actos de habla están registrados en el habla, y ésta deviene otra cosa en virtud de haber sido forzada por lo indecible. El psicoanálisis entra aquí en la medida en que insiste en la eficacia del sentido inintencionado en el discurso. Y a pesar de que Foucault no consiguió ver su afinidad con el psicoanálisis, entendió claramente que las 'consecuencias inadvertidas' producidas por las prácticas discursivas no del todo controladas por la intención tienen efectos perturbadores y transformadores.
En este sentido, el psicoanálisis nos ayuda a comprender la contingencia y el riesgo intrínsecos a la práctica política. Nos ayuda a comprender que ciertos tipos de objetivos deliberadamente intencionados pueden ser subvertidos por otras operaciones de poder para producir consecuencias que no avalamos (por ejemplo: la causa del movimiento feminista contra la pornografía en EEUU fue tomada por los republicanos de derecha, con gran consternación -esperemos- de algunas de ellas). A la inversa, los ataques de nuestros enemigos pueden paradójicamente favorecer nuestra posición (es de esperar), en especial cuando el público más amplio no tiene ningún deseo de identificarse con la agresión manifiesta representada por sus tácticas.
Esto no significa que no debamos delinear objetivos y pensar estrategias, y podamos simplemente esperar a que nuestros adversarios se disparen en el pie. Naturalmente, deberíamos concebir y justificar proyectos políticos de manera colectiva. Pero esto no debe significar que seamos tan ingenuos en relación al poder como para pensar que la institución de objetivos no será apropiada por sus opositores para desmantelar logros."

- en las últimas líneas, saqué algunos ejemplos para acortar un poco el texto... sigue siendo igual de ilustrativo.
*Me parece interesante para pensar un poco esta época. El texto es de Judith Butler, de "La fantasía de la norma/Universalidades en competencia", en 'Contingencia, hegemonía y universalidad - diálogos contemporáneos en la izquierda', libro que comparte con Laclau y Zizek, recomiendo!

martes, 16 de febrero de 2016

Modern loves

Apagamos todo y nos quedamos cerca del ventilador porque:
a) huimos del calor
b) huimos de los mosquitos dengues
c) huimos del aumento de la tarifa de la luz
d) todas las respuestas anteriores son bastante correctas
e) el ventilador nos ama
f) la respuesta, my friend, está soplando en el viento
g) la f) la dijo Dylan antes.

*Buenas noches*



lunes, 15 de febrero de 2016

*pilchas

Ah, lo otro
importante
es la paciencia
que es tiempo,
digamosló
tiempo que sólo se puede
empilchar con nuestra ropa.

pd. Y esta canción porque hacen 30 grados a la sombra y porque estas pibas la rompen. Vayan a verlas en vivo, urgente.


jueves, 11 de febrero de 2016

Si Te Agarran Del Brazo Para La Foto.‬

Hay una escena en la película ET: cuando Elliot en plena clase, comienza desesperadamente a destapar los frascos que contienen ranas, no sé cómo Spielberg llamó a eso, pero en youtube esa escena se llama Saving the frogs.
La cuestión estalla con niños y niñas liberando todas las ranas de los frascos. Se despliega una superposición/cadena de gente jalando del brazo a alguien: niños, que al comienzo se resisten, jalan a Elliot. La maestra, jala a Elliot y a todos sus alumnos y alumnas para detener la revolución ranera.
Finalmente, Elliot jala a una chica (la joven, muy joven Erika Eleniak), tal como ET ve en la televisión que John Wayne jala a la chica en The Quiet Man.
Gente jalando gente. Y se levanta un viento fuerte, el suelo se ha llenado de ranas saltando por todos lados, niños abriendo frascos. Se abre una puerta (se destapa un aula), Elliot toma envión y besa a su compañera, la joven Erika.

Cuando era chica vi ET en el cine, y varias veces más tarde en vhs. Esa escena de las ranas me parecía hermosa. Me encantaba que Elliot se suelte de todos esos brazos que lo agarran para liberar a las ranas y que sus compañeros y compañeras hicieran lo mismo. Y que le diera un beso a la chica, que casi no se resiste. Me gustaba que él se subiera arriba de otro chico porque ella le llevaba un par de cabezas, y en ese malabar, se dieran un beso.

Ayer se viralizó en forma de texto, gif y video la imagen del presidente de este país, jalando a un niño para la foto. Me acordé de los frascos con ranas, de Elliot queriendo zafarse para liberarlas, de él liberándose a sí mismo. Y de algo esencial que hace que toda esa secuencia que filmó Spielberg tenga sentido: para que alguien jale, tiene que haber alguien ofreciendo resistencia. Ahí reside la potencia, en no dejarse jalar así como así. Sólo en el remate de esa escena, Elliot jala y alguien ya no se resiste, agarra: entonces, no está tirando de ella. Entonces, no hay nada más que liberar.
Esto último se parece más a bailar que a cualquier otra cosa, ahí pasa algo mucho más interesante y vital.

Buenas tardes, me voy a destapar unos frascos.
Todo lo demás, no, gracias.