martes, 26 de agosto de 2014

Pogo


Una vez, en una charla literaria -no recuerdo quién, ni dónde..- alguien hablaba sobre lo que produjo Cortázar a diferencia de otros escritores, no en exclusiva, pero sí particularmente. Esta especie de club de lectores que creó a su alrededor. Una aureola de pasión, algo que supera un poco el hecho de que el tipo era un escritor y no una banda de rock con estribillos de pogo. Un tipo que hizo eso laburando uno de los géneros, a veces injustamente devaluado en el mundo editorial: el cuento. Julio Cortázar hizo Rayuela y otras novelas y poesías y ensayos y textos incategorizables, pero también y sobre todo: escribió su propia marca en un tren de cuentos, de cuentos para el knock out y el pogo.
En estos días, hay millones de posteos, fotos, notas, exposiciones, monumentos y documentales dedicados a su centenario. Bueno, creo que Julio Cortázar sí es una banda de rock, creo que armó su propia orquesta jazz band de la escritura y al carajo con todo. También creo que eso que le hizo al lenguaje, a la palabra y a la puntuación, a sus lectores, a sus colegas, a los cuentos que llegó a escribir, y a sí mismo, es digno merecedor de un club atlético, de más de un grammy y de una remera que diga: te leí tanto, gracias totales.

jueves, 14 de agosto de 2014

*Peter Gabriel

Siempre pensé que Peter Gabriel es un León Gieco pero a nivel más global, no me pondré a salvar diferencias, que obviamente las hay y gracias por eso. Pero es como que pertenecen a la misma liga, al mismo equipo, por muchas razones. Peter Gabriel, como bancó a Manu Chau, al Chango Spasiuk y a Totó la Momposina, podría haber hecho algo con Gieco (...y todavía están a tiempo, pibes avivensé!). Buen, esas cosas. 
Quizás viene Peter Gabriel este año a la Argentina, recién decían eso en la radio. Hace unos años, ponele ¿2009?, lo fui a ver a Vélez. Me acuerdo de estar entrando al estadio con una sensación muy particular: ¿vendrá mucha gente a ver a Gabriel? Yo iba con varios amigos, pero ¿la gente lo viene a ver? ¿Llenará el estadio? Felizmente, sí. Hubo mucha, mucha gente. Quiero decir: mucha gente fuimos a verlo. Creo que es un tipo hermoso, tiene una banda hermosa y, al menos una vez, está bueno asistir a eso. Tiene zarpados recitales grabados. La versión de este tema, este concierto.. wiii aguante.





https://www.youtube.com/watch?v=GimLuOUVkxg

domingo, 3 de agosto de 2014

*Maschee

¿Se acuerdan que hace tan sólo una par de semanas estábamos locos por la final del mundial? ¿Se acuerdan que escribí acá lo que fue gritar goles arriba de un avión? Bueno, disculpen, pero debo volver –no puedo resistirme- con otra breve crónica.
Dice así: el viernes tipo cinco de la tarde mi hermano Lucas partía rumbo a Ezeiza, a tomarse –sí, sí, señores- un avión. Un buen rato antes de eso, pasé por su casa a tomar unos mates. Hablamos, entre pasajes de avión yla vida, de fútbol. Le dije que quizás salga a la cancha en estos días, que me tire tips. Lo hizo. En el palier de la casa, usando unas ojotas –que minutos después calzaba en el bolsillo de la mochila- a modo de croquis, entramos a dibujar un partido de fútbol imaginario, jugadas en el aire, boceto de fulbito. Cómo mirar, cómo poner el pie. Las cosas lindas que llegan a hacer algunos jugadores. Recordamos al Mundial y a nuestra selección, obviamente, claro que sí. Llegamos a la conclusión explícita de que el fútbol es un juego y para que sea lindo hay que jugarlo y jugarlo es recibir y pasar la pelota, recibir y pasar la pelota y en uno de esos pases, tratar, sí, que el equipo haga gol. El fútbol es ese equipo haciendo eso. Todo muy entretenido pero se hizo la hora, le di un fuerte abrazo, muy linda la charla y el couching, y me fui.
Bueno, horas más tarde, esa misma noche, me llega un wassap de Lucas, sin texto, sólo una imagen: la abro y es –como dijo otro de mis hermanos- una de las fotos más increíbles del año: mi hermano con Mascherano, en Ezeiza, a punto de subir al avión. Me caigo de culo, como dijo el poeta. SÍ, SÍ, SEÑORES, el tipo me estaba mandando UNA SELFIE CON MASCHERANO, UNA POSTAL CON JAVIER ALEJANDRO MASCHERANO, UNA FOTO DE LUCAS y MASCHE SONRIENDO A LA CÁMARA a punto de subir ¿a un queeeé? Sí, A UN AVIÓN. ¿Qué queda pensar? ¿La relación entre los aviones y el fútbol? ¿Que mi temporada con la selección y los aviones tenía un bis y ni lo sospeché? No lo sé. Sólo quiero decir que hay algo. Y es un zarpe de la vida, de la pelota, qué sé yo. Todavía no hablé con mi hermano. Pero yo, a partir de ahora, no me referiré más a esa famosa teoría de ‘los seis grados de separación de Kevin Bacon’. Ahora, desde anoche y para siempre, dos semanas después de la final de fútbol, digo: estoy a-un-grado-de-separación-de-Mascherano. Y éso es como pasar la pelota, recibir y pasar la pelota hasta que el equipo haga gol. Y lo hizo. Y gracias. Posta, aguante todo Emoticono heart ‪#‎Ojota‬ ‪#‎Avión‬ ‪#‎Gol‬