martes, 30 de diciembre de 2014

lunes, 29 de diciembre de 2014

qué bonita vecindad

Ventilador y ventanas abiertas. Escucho dos vecinas que hablan (se gritan de un piso a otro):
- Beeettiii, Beettiiii
- Acá estoy, Mirta
- (texto incomprensible de Mirta)
- ¿Estás sola?
- Bajá, Betii
- Estoy en camisón, Mirta
- Bajá
- Estoy en camisón (baja la voz, debe estar metiendo la cabeza en el hueco de la escalera. Pierde acústica)
- Ah bueno esperá (?)
- ...
- Ahora sí, bajá.
FIN. Silencio. Puertas que se cierran.
¿Va a bajar igual? ¿Lo hará en camisón? ¿La otra estaba con alguien y lo/la despachó?
Hay gente que anda en camisón, hay otra gente con las ventanas abiertas. Así las cosas con el calor.


waaa waaa uuuh

Empezando mis vacaciones en este preciso segundo
*waaaa waaaaa uuuuuh ♫




domingo, 28 de diciembre de 2014

*summernights

Me acordé que hace como trece años vi esta banda en vivo.
Y que este tema está re bien.

#Nightswimming



sábado, 27 de diciembre de 2014

Entre fiestas

Casi que ya termina diciembre 
re loco re loco re loco.
Alza las manos si tu quieres bailar, alza las manos.



miércoles, 24 de diciembre de 2014

Tengo

¿Empezamos con los brindis, bailongos y abrazos de acá al año nuevo (...y después)?
Sí.
Seamos muchos brindis, seamos felices.

Subiiiiid el voluuumeeeeeen ♫
‪#‎MundodeSensaciones‬


*navidachi

Salgo. Los autos pasan con la música al palo, todo abierto, todo gente, todo navidachi. Hago cola en la verdulería. Adelante hay un viejito con un carro, su mujer va y viene sumando frutas. Él le hace señas como indicándole allá allá. El viejito me mira, sube los hombros y las cejas y sonríe. Le devuelvo el gesto, subo los hombros, las cejas y sonrío.
Fin.
El mejor diálogo urbano del año.




viernes, 19 de diciembre de 2014

Ceda el paso

Recién, saliendo de un local, me quedé esperando que pasara la persona que estaba adelante, muy abrigada y atravesada en la puerta. Pues bien: era un maniquí.
Besis para todees! 

‪#‎FinalCountdown‬ 
‪#‎NoSoyYoEsDiciembre‬
#‎CédaleElPasoAlManiquíTodoBien‬

jueves, 18 de diciembre de 2014

Ley de Centros Culturales

Se votó la Ley de Centros Culturales.
Me re cabe que además de ser macrista (buuuu),
la Ciudad de Buenos Aires sea(mos) todo lo demás (iupiiii).
*La cultura es más que una palabra bonita.
Vivaaaaaaaaa Emoticono grin


martes, 16 de diciembre de 2014

La lorca

El verano es esa estación que llega cuando estás en el bondi y siempre hay alguien haciendo fuerza para abrir ventanillas.
- ¿la abro?
- sí, por favor, está difícil
- sí, sí, abrila- se suma otro desde atrás.
Aplausos.
Hola calorcete, viniste.

domingo, 7 de diciembre de 2014

días con Summer

"Ojalá pare de llover. Ah, buen, el lunes es feriado."
Y así, comienzan a brotar los absurdos pensamientos decembrinos.
- Buen día, domingo, mañana es feriado ♫ 




jueves, 4 de diciembre de 2014

Un equipo de lectores :)

Jurados, organizadores, comité de lectura y ganadores del Premio Cuento Digital 2014.
aguante escribir!
aguante leer!
#UsinaDelArte  #BA


martes, 2 de diciembre de 2014

El saxofonista de los Stones

En este tema, gran tema, tocaba el saxofonista de los Stones, que se habría retirado el día de hoy del planeta Tierra.
Gracias, Bobby Keys.
Siempre me dieron alivio los saxofonistas que, a pesar de la adversidad, se meten a hacer rock, y bien.
(todo no es Kenny G, gracias al cielo, ay mamá)


*Salud

Estas noticias me hacen pensar en los pacientes, pero también en la vida cotidiana de cada enfermero, de los psiquiatras, del resto del equipo médico, en los psicólogos y autoridades de ese Hospital, díganme, ¿qué hacen? Pienso en todos esos que forman parte de un delito, y en los gobiernos que abandonan, en las sociedades que abandonan. En los miedos vueltos odio que margina; tristeza hecha sistema de engranajes. En esos trabajadores de la enfermedad, que son los verdaderos ejecutores de la locura, inmunes al amor, a la vida.
Ayer lunes la noticia fueron nueve pibes del Instituto de Menores Agote, en Palermo, que iniciaron un incendio para pedir mejoras en la condiciones de detención, así fue que pudieron salir en las noticias, así, casi asfixiados, y no de otra manera.
Y ayer y hoy están tan cargados de noticias así como años de cárceles impunes y hospitales macabros hay y hubo.
No aceptemos más noticias así, de una vez por todas, nos las aceptemos, realmente no.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Canciones de antes

Yo estaba en el jardín de infantes y tenía una maestra de música, digamos, progre. Educación pública, principios de los ochenta en algún rincón avellanedense. Casa antigua remodelada con un extenso patio y un piano. En la sala practicamos durante mucho tiempo (¿meses? ¿semanas?) el hit "El extraño de pelo largo".
Me enamoré de esa canción. ¿Qué entendería de la letra? Oh inefable historia, no lo sé, pero me la aprendí y me re cabió.
Acabo de encontrar esta versión, sacudiéndole las chapas a La Joven Guardia,
shake shake, viernes 



miércoles, 26 de noviembre de 2014

Premiación

Esta tarde en La Usina del Arte, se darán a conocer los ganadores del Premio Itaú de este año.
Premiación + brindis + juntarse con el resto del equipo a celebrar tanta lectura, tanto texto concursante Emoticono smile 
Todo piola. Nos vemos ahiii



sábado, 22 de noviembre de 2014

La mosca y la sopa

Me subo a un taxi, medio al borde del mal humor, estallido de dolor de cabeza, no llego a destino, días con el doble de trabajo, lluvia a cántaros, no paraguas.
Pero decía: subo al taxi. El tipo tenía puesto un viejo tema de los Redondos, baja el volumen. Le chusmeo el equipo y veo que es un disco compacto. Todo feliz, pensé. Escuchamos el primer tema sin hablar.
- No hay con qué darle, son un clásico estos tipos, le digo. Siempre que suenan te das cuenta que están sonando.
- Es increíble todo lo que movieron, todo lo que mueven, me responde enseguida.
[Se copa y sube un poco el volumen. Y me dice que el Indio toca ahora en diciembre en Mendoza. Y que no iba a ir pero hoy mismo decidió que sí.]
- Yo fui a Racing en el '98, le digo. ¡Qué banda irrepetible Los Redondos!
- ...Y después ya le empezaron a quedar chicos esos lugares, ¿en qué estadio metés a toda esa gente?
[Se emociona. Creo que si no estuviera conduciendo bajo la lluvia por pleno centro porteño, se agarraría la cara con las dos manos.]
- Claro, ya se arma un festival redondo, pienso en voz alta.
- Sí, y una de las últimas veces, se embarraba todo, una locura, todo el mundo con el barro hasta acá. Y no te importaba un carajo pero estabas con el barro hasta acá, ¿me entendés?
[ Sí, entiendo. Nos reímos, suenan Los Redondos de fondo, y es realmente increíble pensar en todo eso que hicieron, que la música, que la mística. Posta.]
- Es que la mejor parte es esa, ¿no? Un poco es la alegría del no me importa un carajo hasta donde tengo el barro con la banda tocando ahí, adelante. Todo adelante.
- Sí, qué bien la que se arma. Y el Indio se copó este año porque metió dos fechas, y yo voy a volver a ir, remata, feliz el chofer.
Me bajé y desde la calle antes de cerrar la puerta, me asomo y le digo: gran viaje, gracias, alegría con el barro hasta acá.
Salvándome del carajo de la lluvia y la cabeza quemada de laburo.
Frenar. Y subir, subir el volumen, 'con el barro hasta acá' Emoticono smile ♫




https://www.youtube.com/watch?v=G69woeT_KPE

jueves, 20 de noviembre de 2014

viernes, 14 de noviembre de 2014

*qué ves

‪#‎QuéVes‬
Notaron que el verbo *mover incluye al verbo *ver?
Y que la palabra *verbo empieza por *ver?
Estalla el viernes, o el *vernes.
Aguante la música que está al alcance de todo,
cruzando la vía pa' poderla pasar ♫



miércoles, 12 de noviembre de 2014

la Lola Mora

*Lola Mora, en 1903
Por favor, esta foto.
Una mujer! En el 1900!
Cincel en mano y en pantalones (..hellooo), dándole al mármol para sacar a la luz estas Nereidas con el nacimiento de la Venus. Hermosa.
La fuente donde reposa este zarpe de Nereidas se halla en la Costanera Sur de la ciudad. Váyanle si no la han visto.
Club de fans de Lola Mora, abierta la inscripción Emoticono heart


lunes, 10 de noviembre de 2014

México

Sucede que la única letra que le suelen cambiar a la palabra México es, precisamente, su 'x', para pegarle una jota que nomás le alisa el sonido.
Pero creo que justo esa 'x', justo ese enigma, ese interrogante es su cosa más extraña y más propia.
Estos días de noticias terribles que llegan desde México (..y estos días tienen años ya, ¿no?) he leído/escrito tanto esa 'x'. Nací en México, vivo en la calle México, y sin embargo nunca había visto circular tan urgentemente esa palabra, ahí con su x bien metida en el pecho.
Pienso en esa x que frena un poco a la lengua, que pone su corte y chasquido, que recibimos gastada pero cargada de historia, de debate y de población. Esa equis es mucho más que la suma de sus letras. Esa equis es una herida, es una pronunciación, es un territorio náhuatl y la llegada de los españoles, y es también siglos de multiplicación y resistencia.
A estas noticias de dolor que vienen de tierra adentro abriendo caminos y preguntas, a éso también quiero decirle 'x' de México.
Que grita y se oye.
Que digna y rebelde.
Que Ayotzinapa.
Que antorchas.
Que existe.
Con esa equis. Con todas sus equis de lutos y deudas, con sus equis de pasado y de futuros, con esa equis tan inconfundible, tan resignificada y viva.



miércoles, 5 de noviembre de 2014

Creer o reventar

Con Diana Krall tengo al menos dos hitos de la casualidad, zarpada mal. No sé por qué Diana Krall, pero no pongo en discusión los gustos del universo para ello. Paso a contar el primero.
En el año 2005, yo estaba vacacionando en Chile, al sur de Santiago. Hacía calor, el agua era helada. En esas playas había unos puestos con techos de paja, donde vendían desde panchos con palta y lluvia de papas hasta helados de palito. La rutina más o menos: llegar, poner la manta, mirar el mar. Salir a caminar por la playa. Tocar el agua, helarse los pies. Volver a la manta. Jugar a las cartas. Rumbear al kiosquito rústico y simpaticón. Todas actividades para pasar el tiempo hasta que el sol baje un poco y el agua no estuviera tan fría. Porque el agua dejaba de estar tan fría con el correr de las horas. Paciencia.
Bueno, de éso de hacer tiempo frente al mar salen todas las historias de verano. Y esta anécdota: resulta que una tarde salgo a caminar por la playa. Y de pronto, viene de frente un profesor de la facultad con su mujer. Está claro que, siendo un profesor de teórico y de la UBA, era bastante imposible que me ubicara. Sumado a que estábamos ambos absolutamente fuera de contexto y en malla y con la cabeza llena de arena. Sí, pero. Porque justo, acá empieza la locura, justo unas semanas antes de viajar, yo había rendido un final y ése profesor había estado en la mesa de examen. Aún así, tampoco esperaba que me recordara, pero parece ser un tipo memorioso, o educado, así que respondió a mi sorpresa y nos saludamos, como dos -prácticamente- extraños pero nos saludamos.
Realmente, no podía creer la casualidad. A ese tipo lo había visto todo el año en un aula con un centenar de personas. Luego en la mesa de examen. Luego viajo hasta la costa del Pacífico. Luego ese día de mar. Luego camino. Luego él y su mujer hicieron algo más o menos similar. Luego el guionista logró que nos topemos en plena playa chilena. Vamos, es un laburo enorme para el universo toda esa convergencia. Lo aplaudo, me da palpitaciones, y sigo.
No satisfecho con eso, el universo hizo que meses después, ponganlé en marzo, Diana Krall viniera -creo que por primera vez- a la Argentina. Yo tenía un disco y me parecía bastante maravilloso ir a verla en vivo, a ella y a su zarpada banda de jazz. No consiguí a nadie que quiera pagar una entrada del Luna Park para ver a la canadiense. Sin embargo, alentada por los designios del universo, fui convencida y compré la entrada. Llegó la fecha. Me había buscado una buena ubicación: al centro, arriba, a la derecha para ver a la pianista de frente, que es el lugar de la Krall.
Los conciertos, los recitales, en general me dan una emoción enorme. La situación ya era hermosa. Bajar por corrientes, hacer la cola, entrar al Luna Park, buscar mi butaca. Faltaba un rato para que empezara e iba a empezar re puntual. Me senté a mirar el mar. Vi llegar a mucha gente. Vi llenarse el Luna Park. Estaban los instrumentos en el escenario como una postal de Hopper. Calmo y hermoso. ¿Y qué pasoó? Sí, eso pasó: sube un tipo por las escalinatas de mi sector. Viene con su mujer. Trae la misma campera de cuero con la que llegaba a clase. Es un profesor de civil, sin arena en la cabeza. Y se sientan, les juro por dios, yo atea, se los juro por dios: unos asientos arriba de la fila en la que yo estaba. Creer o reventar. Cre-er-o-re-ven-tar.
El concierto estuvo increíble. Los músicos que acompañaban a la Krall, especialmente el contrabajista (un oso gigante que tenía al instrumento de hijo), se las traen.
Creer o reventar, *all or nothing at all ♫



 https://www.youtube.com/watch?v=GHyT8m6mSuI

miércoles, 29 de octubre de 2014

No puedo esconder las canas

Esta escena, el otro día en el subte: en los asientos que tengo enfrente hay una señora. De tanto en tanto me mira. De pronto, se levanta, se acerca y me dice:
- Hola, con esa carita... ¡tenés canas!
La miro en silencio. E insiste:
- Ahí, tenés tres canas
- Bueno, son más de tres...
- Pero con esa carita
- ??
- Mis hijos a los quince ya tenían canas pero más en mechones
[hace el gesto de peinarse y mostrar las sienes]
- Bueno, tengo 34 no quince
- Aaay, pero igual sos muy jovenciiita
- ??
- Y es raro porque cuando salen las canas, salen así
[insiste con el gesto de teñirse ao vivo la sien. Comprendo que se está demorando en irse y que todo el vagón está aprendiendo su lección sobre canas]
- Sí, salieron así
- Claro, porque son cortitas, quedan paradas
- Sí, como antenas
[le contesto, ella mira mi cabeza]
- Jajaja, sí. Pero está bien, sos muy jovencita..
[retruca, quiere ganar; yo quiero perder y que se retire]
- Sí.
[sonrío y dejo de mirarla]
- Bueno, ¡suerte!
- ??
Suena la alarma, se abre la puerta, se va. Es el diálogo más inverosímil que tuve en el subte. Adiós para siempre, y le dedico este tema. Buen día para todos ‪#‎Nopuedoesconderlascanas‬ ♫




https://www.youtube.com/watch?v=QTZiziN47Ss

viernes, 24 de octubre de 2014

#Hilos

Hola. Me zarpo en caracteres y comparto un fragmento de una escena así: Teseo adentro del laberinto enfrentado al Minotauro, según Julio Cortázar. La obra es un libro que se llama 'Los reyes'.

*****
En la curvada galería, Teseo enfrenta al Minotauro. Se
ve el extremo del hilo a los pies del héroe que empuña
la espada.
TESEO
Preguntas vanamente. No sé nada de ti: eso da fuerza a mi mano.
MINOTAURO
¿Cómo podrías golpear? Sin saber a quién, a qué.
TESEO
Si esperara a oír, acaso no pudiera matarte luego. He visto jueces que humillaban la
cabeza al condenar. Uno notaba que sobre el reo se cernía en ese instante como una
grandeza, una inmensidad sin nombre. Pero yo te miro de frente porque no te juzgo. No te
mato a ti sino a tus actos, al eco de tus actos, su resonar lejano en las costas griegas. Se
habla ya tanto de ti que eres como una vasta nube de palabras, un juego de espejos, una
reiteración de fábula inasible. Tal es al menos el lenguaje de mis retóricos.
MINOTAURO
Parece que miraras a través de mí. No me ves con tus ojos, no es con los ojos que se
enfrenta a los mitos. Ni siquiera tu espada me está justamente destinada. Deberías golpear
con una fórmula, un ensalmo: con otra fábula.
TESEO
Todavía somos iguales. Aquí no llega el rumorear de los puertos. Seré yo quien
retorne, arrollando el hilo sutil, para aventar con mi nombre el montón de ceniza en que se
habrá calcinado el tuyo.
MINOTAURO
¡Un hilo! Entonces puedes salir de aquí.
TESEO
Con mi espada roja.
MINOTAURO
Entonces el que mate al otro puede salir de aquí.
TESEO
Ya lo ves.
MINOTAURO
Habrá tanto sol en los patios del palacio. Aquí el sol parece plegarse a la forma de
mi encierro, volverse sinuoso y furtivo. ¡Y el agua! Extraño tanto al agua, era la única que
aceptaba el beso de mi belfo. Se llevaba mis sueños como una mano tibia. Mira qué seco es
esto, qué blanco y duro, qué cantar de estatua. El hilo está a tus pies como un primer
arroyo, una viborilla de agua que señala hacia el mar.
TESEO
Ariana es el mar.
MINOTAURO
¿Ariana es el mar?
TESEO
Me dio este hilo, para recobrarme cuando te haya matado.
MINOTAURO
¡Ariana!
TESEO
Después de todo es de tu sangre. Después de todo es al toro a quien mato en ti. Si
pudiera salvar el resto, tu cuerpo todavía adolescente.
MINOTAURO
Para qué. Ariana mezcló sus dedos con los tuyos para darte el hilo. Ya ves, el hilo
de agua se seca como todos. Ahora veo un mar sin agua, una ola verde y curva enteramente
vacía de agua. Ahora veo solamente el laberinto, otra vez solamente el laberinto.
TESEO
Ocurre que tienes miedo de morir. Créeme, no duele mucho. Yo podría herirte de un
modo— Pero te acabaré prontamente, siempre que no luches y bajes la cabeza.
MINOTAURO
Siempre que no luche. Oh vanidoso cachorro, qué cerca estás tú mismo de la
muerte. ¿No sospechas que me bastaría una cornada para hacer de tu filo un estrépito de
bronce roto? Tu cintura es un junco entre mis dedos, tu cuello la vaina delicada de la alubia.
Ahora el odio rojo monta por mi frente, sé que debería matarte, seguir la senda que el hilo
me propone, alzarme hasta las puertas como un sol de espuma negra... ¿Para qué?
TESEO
Si eres tan fuerte, pruébalo.
MINOTAURO
¿Para quién? Salir a la otra cárcel, ya definitiva, ya poblada horriblemente con su
rostro y su peplo. Aquí era especie e individuo, cesaba mi monstruosa discrepancia. Sólo
vuelvo a la doble condición animal cuando me miras. A solas soy un ser de armonioso
trazado; si me decidiera a negarte mi muerte, libraríamos una extraña batalla, tú contra el
monstruo, yo mirándote combatir con una imagen que no reconozco mía.
TESEO
No sé lo que dices. ¿Por qué no luchas?,
MINOTAURO
Ya ves, me cuesta decidir. Si en el extremo del hilo se cerrara la mano de Piritoo, de
cualquiera de tus camaradas, ya estarías mezclándote con ese polvo que pisas. Pero dijiste:
"Ariana es el mar."
TESEO
Un modo de decir. Y luego que nada tiene ella que ver con nuestra lucha. No es
culpa suya si eres cobarde.
MINOTAURO
Si te ofrezco el cuello, ¿seré cobarde?
TESEO
No, Minotauro. Algo me dice que podrías combatir y no quieres. Te prometo herir
bien, como se hiere a los amigos.
MINOTAURO
No hay malicia en tus ojos, joven rey. Tan claros que la realidad pasa por ellos y no
deja más que apariencias, su arena en el cedazo. Aún no me has domeñado. Y no sabes que
muerto seré distinto. Pesaré, Teseo, como una inmensa estatua. Cuernos de mármol se
afilarán un día contra tu pecho.
TESEO
Deja de hablar y decídete.
MINOTAURO
Muerto seré más yo — ¡Oh decisión, necesidad última! Pero tú te disminuirás, al
conocerme serás menos, te irás cayendo en ti mismo como se van desmoronando los
acantilados y los muertos.
TESEO
Al menos estarás callado.
MINOTAURO
Sí, para dejarte oír. Te quedarás aquí, solo en los muros, y allá adentro el mar.
TESEO
¡Cuánto arguyes!
MINOTAURO
Espera el día en que la tierra de los hombres guarde mi argumento en el secreto río
de la sangre. No me has oído aún. Mátame antes.
TESEO
Ahora me urges, como si tramaras un ardid.
MINOTAURO
Estoy decidido. Desde un repentino separarse de aguas en lo hondo, la libertad final
se adelanta en el filo que nace de tu puño. Qué sabes, tu de muerte, dador de la vida
profunda. Mira, sólo hay un medio para matar los monstruos; aceptarlos.
TESEO
Sí, y que ellos te corneen el trono.
MINOTAURO
Es que no tendrían cuernos.
TESEO
O borren tus hazañas con el peso de su horrible imagen.
MINOTAURO
Andarían inadvertidos, como los gallos espantosos o los halcones de pesadilla. ¿No
comprendes que te estoy pidiendo que me mates, que te estoy pidiendo la vida?
TESEO
Vine a eso. A matarte y callar. Sólo mientras Ariana esté en peligro. Apenas la alce
a mi nave, todo yo seré voz gritando tu muerte, para que el aire caiga como una plaga en la
cara de Minos.
MINOTAURO
Iré delante de ti, trepado en el viento.
TESEO
No serás más que un recuerdo que morirá con el caer del primer sol.
MINOTAURO
Llegaré a Ariana antes que tú. Estaré entre ella y tu deseo. Alzado como una luna
roja iré en la proa de tu nave. Te aclamarán los hombres del puerto. Yo bajaré a habitar los
sueños de sus noches, de sus hijos, del tiempo inevitable de la estirpe. Desde allí cornearé
tu trono, el cetro inseguro de tu raza... Desde mi libertad final y ubicua, mi laberinto
diminuto y terrible en cada corazón de hombre.
TESEO
Haré que arrastren tu cadáver por las calles, para que el pueblo abomine de tu
imagen.
MINOTAURO
Cuando el último hueso se haya separado de la carne, y esté mi figura vuelta olvido,
naceré de verdad en mi reino incontable. Allí habitaré por siempre, como un hermano
ausente y magnífico. ¡Oh residencia diáfana del aire! ¡Mar de los cantos, árbol de
murmullo!
TESEO
Así. Deja quieta la cabeza y todo será bien simple.
MINOTAURO
Ariana, en tu profundidad inviolada iré surgiendo como un delfín azulísimo. Como
la ráfaga libre que soñabas vanamente. ¡Yo soy tu esperanza! ¡Tu volverás a mí porque
estaré instaurado, incitante y urgido, en tu desconcertada doncellez de sueño!
TESEO
¡Inclínate más!
MINOTAURO
¡Ah, qué torpemente heriste!
TESEO
Te desangrarás con suavidad y sin sentirlo.
MINOTAURO
Mi sangre sabe a adelfas, se me va entre los dedos llena de pequeños soles
movientes.
TESEO
¡Calla! ¡Muere al menos callado! ¡Estoy harto de palabras, perras sedientas! ¡Los
héroes odian las palabras!
MINOTAURO
Salvo las del canto de alabanza—.

martes, 14 de octubre de 2014

#Nánananá

Cuando era chica, hacia fines del verano, mi madre solía dejarnos algunas tareas para que repasemos un poco. Inauguraba un cuaderno donde me iba dejando consignas para alguna materia. 
Recién me crucé con este cuadrito que linkeo... ja. Resulta que una vez me dejó anotada una canción de los Beatles que estaba en el vinilo que solíamos escuchar. Su nota decía que leyera la letra e intentara traducir qué decía. Me acuerdo que me costó mi uuff larguísimo rato. El vinilo giraba, las páginas del diccionario giraban, mi relación con lennon y mccartney y madre giraba. Pero lo logré. Y lo logré -gracias, madre- con la canción que tiene el mejor final del mundo, el mejor final del mundo para semejante tarea, para llegar al punto final y gritar gol y subir el volumen y vamooos todoooos: 
- NAAAAA NANA NÁNANANÁ, NÁNA NANÁ, HEEEY JUDEEE! 
Emoticón grin ♫



sábado, 27 de septiembre de 2014

*Pessoa

Comparto un fragmento del Libro del desasosiego, de Pessoa; este tipo que nació en el 1800 y es la mismísima vanguardia. Qué poeta capo, gracias totales.
*Comprender que la gramática es un instrumento y no una ley.
- Sí, éso, touché Emoticono heart
"Medité hoy, en un intervalo de sentir, en la forma de la prosa que empleo. ¿En verdad, cómo escribo? Tuve, como muchos han tenido, el deseo perverso de querer contar con un sistema y una norma. Es cierto que escribí antes de contar con ninguna norma o sistema; en eso, sin embargo, no soy diferente a los demás.
Analizándome por la tarde, descubro que mi sistema de estilo asienta en dos principios e inmediatamente y a la buena manera de los clásicos, consagro esos dos principios como fundamentos generales de todo estilo: decir lo que se siente tal como se siente -claramente, si es claro; oscuramente, si es oscuro; confusamente, si es confuso-; comprender que la gramática es un instrumento y no una ley.
Supongamos que tengo ante mí una muchacha de modales masculinos. Un ente humano vulgar dirá de ella: "Esa muchacha parece un varón". Otro ente humano vulgar, ya más cercano a la conciencia de que hablar equivale a decir, dirá de ella: "Esa muchacha es un varón". Otro aún, igualmente consciente de los deberes de la expresión, pero más animado por el afecto a la concisión, que es la lujuria del pensamiento, dirá de ella: "Ese varón". Yo diré: "Esa varón", violando la más elemental de las reglas de la gramática que exige que haya concordancia de género y número, entre la voz sustantiva y la adjetiva. Y habré dicho bien; habré hablado en absoluto, fotográficamente, más allá de lo vulgar, de la norma y de la cotidianeidad. No habré hablado: habré dicho.
La gramática, caracterizando el uso, hace definiciones legítimas y falsas. Divide, por ejemplo, los verbos transitivos e intransitivos; pero el hombre que sabe decir tiene muchas veces que convertir un verbo transitivo en intransitivo para retratar lo que siente, y para no ver a oscuras, como el común de los animales humanos. Si quiero decir que existo diré "Soy yo". Pero si quiero decir que existo como entidad que a sí misma se dirige y se forma, que ejerce sobre sí misma la función divina de crearse, ¿cómo habré de emplear el verbo ser, si no es convirtiéndolo súbitamente en transitivo? Y entonces, triunfalmente, antigramaticalmente supremo, diré "Me soy". Habré enunciado una filosofía en dos palabras pequeñas. ¿No es preferible esto a no decir nada en cuarenta frases?¿Qué más se puede exigir de la filosofía y de la dicción?
Que obedezca a la gramática quien no sepa pensar lo que siente. Que de ella se sirva, en cambio, quien sepa mandar sobre sus expresiones. Se cuenta que Sigismundo, Rey de Roma, que habiendo cometido en un discurso un error de gramática, respondió a quien se lo hizo notar: "Soy el Rey de Roma, y estoy por sobre la gramática". Y la historia narra que se lo conoció de allí en más como Sigismundo "super-grammaticam". ¡Maravilloso símbolo! Cada hombre que sabe decir lo que dice es, a su modo, Rey de Roma. El título no es malo, y lo propio del alma es serse."

jueves, 25 de septiembre de 2014

Pero recuerda

La historia es así: vivo acá hace poco más de nueve años. Y uno de mis vecinos, el que vive del otro lado de la pared del comedor, ensaya -desde mi primera semana de estadía- el mismo set de 5-6 canciones. Nueve años ensayando los mismos temas. ¿Qué hace? Pone una pista y canta encima a todo volumen. Si bien vivo en un PH –la gloria de las paredes gruesas-, justo esa pared que nos separa es un muro común con acústica nivel durlock.
Vale aclarar que su selección son tristes casi desgarradoras baladas, y mi vecino el cantor, de tanto en tanto, sale por las noches con sus botas tejanas y un equipo de parlantes. Lo cual me mata, pero la verdad un poco me da ganas de entenderlo.
La segunda semana de mi llegada, salí a pedirle por favor que bajara el volumen. Tan fuerte sonaba todo en esa casa que nunca escuchó el chirrido del timbre. La siguiente vez esa misma semana, me imaginaba que entraba con un bate de béisbol y le partía los amplificadores. Un amor, lo sé. Hasta que un día, me crucé al vecino cantor y su mujer, me presenté y les comenté el asunto del volumen. El cantor -a pesar de su cara de nada- comprendió porque (si bien bajó sólo un ápice el volumen) fue espaciando los ensayos y haciéndolos más breves. La cosa es que hace un par de años que sólo ensaya una o dos veces por mes, esos 5-6 temas obvio, a veces es sólo una pasada de sus dos preferidos.
Una tarde probé de pararme en el comedor y cantar a capela el estribillo de su hit, que muy premonitoriamente se titula “Tu cárcel” y dice: “Peeero recueeerdaaa, nadie es perfeeecto y tuuu lo veraaaás”. Como para devolverle el gesto, le puse onda. No obtuve respuesta.
El año pasado, vino a la Argentina Marco Antonio Solís, cuya llegada fue fundamental para esta historia: vi el afiche y me di cuenta: es igual a mi vecino, o viceversa. Eurekaa, señores y señoras: mi vecino interpreta sus hits, se peina, se afeita y se viste igual, es su fan y duplicado. Y ensaya del otro lado de mi comedor. Increíble.
Esta tarde de lluvia me cancelaron todas las actividades que tenía afuera. Y me quedé trabajando en casa. Y mi vecino, ensayando un poco sus canciones de siempre. Afuera llovía arduamente.
A él, mi fiel aturdidor, pero después de todo, un laburante más, le envío a través de la pared este tema. Le negocio una Lila Downs... *peeeero recueeerdaaa ♫





https://www.youtube.com/watch?v=seovw-ogGIo

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Karate text / Premio Itaú Cuento Digital 2014

Buenas, aquí comparto la lista de los primeros 124 cuentos que pasaron a la selección final del Premio Itaú 2014 de Cuento Digital.
Los concursos tienen, creo, una cosa fundamental en el oficio de escribir: nos obligan a sentar el culo en la silla -dirá el poeta- y a meternos en un texto para: pulir, encerar, pintar, lijar, pulir, hasta el momento en que uno agarra el texto, le da un besito y lo manda a concursar. Lo que sea, el punto es que en ese proceso de laburo con el texto, somos Daniel San y el Sr Miyagui al mismo tiempo. Hay algo de concretar con nosotros mismos nuestro oficio y nuestras palabras. Una cita íntima, un entrenamiento olímpico, un invaluable hallazgo, en mi opinión.
Esta lista es el resultado de semanas de lectura y selección que llevamos adelante en el Comité de Lectura (gracias Grupo Alejandría por convocarme). Arduo pero placentero laburo. Felicitaciones a cada uno de los miles de participantes y especialmente a los finalistas.
Pulir, encerar, pintar, lijar, escribir, reescribir, enviar cuento. Y listo.



domingo, 14 de septiembre de 2014

*Bigger Bang

Una noche de lluvia -en el 2006, en pleno verano- vi a Mick Jagger ponerse al menos tres o cuatro equipos de lluvia distintos en sólo un rato. Nunca había visto tanta coquetería comprimida en el tiempo, o en el clima, digamos.
Yo estaba en la platea alta de River. Anochecía, habían pasado Los Piojos, ¡Los Piojos! Chac tu chac y demases bajo la llovizna, y decenas de miles de personas esperábamos, calentitos los panchos, a la banda ésa que se llama ni más ni menos que como un tema de Bob Dylan.
Y salieron: el flaco, el pirata, el peluca y el bata, único lord con un paraguas negro que protegía su pelo blanco.
Como eran los Rolling Stones en el no-sé-qué-número de recital de su vida, en todo caso, la lluvia estaba ahí para aprender de ellos. Así era el arreglo. El agua por momentos frenaba, por momentos, tormentaba. El flaco Jagger entraba y salía a la cancha, mudando su vestimenta maravillosamente: saco y sombrero de lluvia rojos; saco y sombrero verdes; saco y sombrero azules. Un amor. Nunca había visto tanta coquetería. Tanto rock, con tanta pólvora y tanto gourmetismo.
El escenario tenía un pasillo que llegaba hasta el centro del campo del estadio. Me acuerdo que el agua no paraba de caer, yo me tapaba con la capucha de mi buzo y pensaba en Jagger, en su vestuario a prueba de gotas, en la altura con la que iba y venía por ese pasillo, con su modelaje supersport. Cantando como lo hace desde la historia de la historia del rock, un capo de la coquetería. Y un recital, por lejos, de los más zarpados que vi en mi vida.
Un besito a los Stones, que hicieron rock prendiendo fuego al agua






https://www.youtube.com/watch?v=sXsSHkWNr1c

martes, 9 de septiembre de 2014

Infinit Juana

Un día me pasó de coincidir con Juana Molina en el backstage de un festival de música en el que ella iba a tocar. Por unos segundos, nos quedamos las dos frente a un tablón donde habían quedado unos vasos de agua y restos de un catering primaveral. Hacía horas que estábamos en el mismo patio colonial. Pero en ese momento, por un segundo, como en las películas cuando alguien está al borde de la muerte (y disculpen el dramatismo, no soy yo, es culpa del cine), me pasaron por la cabeza a mil por hora y en fila todas las temporadas de Juana y sus hermanas; todo Juana y sus hermanas y todo María del pasado estallando de risa al imitar el multichifle de esas Juanas y personajes aledaños. Realmente, una locura de locuras, pero qué le vamos a hacer. La cosa es que estábamos ahí, una tarde cualquiera, tan lejos de aquella (mi) serie favorita y en un impulso salvador, me comuniqué: la miré y le hice un espontáneo chiste, algún juego de palabras en relación al patio, a los vasitos de agua, al tablón. Juana se rió, nos reímos, y se fue. Opiné hacia mis adentros que le había devuelto, personalmente, un ápice de los años de humor frente a la tele. Y fin.
Esa misma tarde se me olvidó absolutamente lo que le había dicho. Contenido de mi chiste: not found. De hecho, se volvió una anécdota (favorita) con ese espacio en blanco. Sólo llego a contar lo de antes y lo de después. Y es como si no importara más, así sucedió, como el perfil bajo de Juana, en sotto voce a pesar del patio vacío. Y se fue a cantar. Y me fui a seguir con mi tarde.
De tanto en tanto me acuerdo de sus canciones y en eso que nunca dejó de hacer: humor, al optar por la música, al peinarse, al cantar como lo hace. Ella con sus loops y su guitarra y sus frases. Su as en la manga con el que mete en una canción a todas sus hermanas. Le mando un abrazo a su: ♪ day one day one day one..♫ 





https://www.youtube.com/watch?v=NsMYnERBR8Y

martes, 2 de septiembre de 2014

Primero

'Canción animal' fue el primer cassette que escuché en mi primer walkman (dije walkman, hermoso). Yo tendría unos diez años, ni sabía bien qué era Soda Stereo. Acababa de llegar ese cassette a mi casa, con unos leones en la tapa. Lo saqué del equipo hogareño y me fui a caminar por el edificio con mis auriculares. Chau, pípol, alto descubrimiento ♫ Aguante todo.. subiiiid el volumeeeen. Buen día!




https://www.youtube.com/watch?v=iWJNKrXnm-Y

martes, 26 de agosto de 2014

Pogo


Una vez, en una charla literaria -no recuerdo quién, ni dónde..- alguien hablaba sobre lo que produjo Cortázar a diferencia de otros escritores, no en exclusiva, pero sí particularmente. Esta especie de club de lectores que creó a su alrededor. Una aureola de pasión, algo que supera un poco el hecho de que el tipo era un escritor y no una banda de rock con estribillos de pogo. Un tipo que hizo eso laburando uno de los géneros, a veces injustamente devaluado en el mundo editorial: el cuento. Julio Cortázar hizo Rayuela y otras novelas y poesías y ensayos y textos incategorizables, pero también y sobre todo: escribió su propia marca en un tren de cuentos, de cuentos para el knock out y el pogo.
En estos días, hay millones de posteos, fotos, notas, exposiciones, monumentos y documentales dedicados a su centenario. Bueno, creo que Julio Cortázar sí es una banda de rock, creo que armó su propia orquesta jazz band de la escritura y al carajo con todo. También creo que eso que le hizo al lenguaje, a la palabra y a la puntuación, a sus lectores, a sus colegas, a los cuentos que llegó a escribir, y a sí mismo, es digno merecedor de un club atlético, de más de un grammy y de una remera que diga: te leí tanto, gracias totales.

jueves, 14 de agosto de 2014

*Peter Gabriel

Siempre pensé que Peter Gabriel es un León Gieco pero a nivel más global, no me pondré a salvar diferencias, que obviamente las hay y gracias por eso. Pero es como que pertenecen a la misma liga, al mismo equipo, por muchas razones. Peter Gabriel, como bancó a Manu Chau, al Chango Spasiuk y a Totó la Momposina, podría haber hecho algo con Gieco (...y todavía están a tiempo, pibes avivensé!). Buen, esas cosas. 
Quizás viene Peter Gabriel este año a la Argentina, recién decían eso en la radio. Hace unos años, ponele ¿2009?, lo fui a ver a Vélez. Me acuerdo de estar entrando al estadio con una sensación muy particular: ¿vendrá mucha gente a ver a Gabriel? Yo iba con varios amigos, pero ¿la gente lo viene a ver? ¿Llenará el estadio? Felizmente, sí. Hubo mucha, mucha gente. Quiero decir: mucha gente fuimos a verlo. Creo que es un tipo hermoso, tiene una banda hermosa y, al menos una vez, está bueno asistir a eso. Tiene zarpados recitales grabados. La versión de este tema, este concierto.. wiii aguante.





https://www.youtube.com/watch?v=GimLuOUVkxg

domingo, 3 de agosto de 2014

*Maschee

¿Se acuerdan que hace tan sólo una par de semanas estábamos locos por la final del mundial? ¿Se acuerdan que escribí acá lo que fue gritar goles arriba de un avión? Bueno, disculpen, pero debo volver –no puedo resistirme- con otra breve crónica.
Dice así: el viernes tipo cinco de la tarde mi hermano Lucas partía rumbo a Ezeiza, a tomarse –sí, sí, señores- un avión. Un buen rato antes de eso, pasé por su casa a tomar unos mates. Hablamos, entre pasajes de avión yla vida, de fútbol. Le dije que quizás salga a la cancha en estos días, que me tire tips. Lo hizo. En el palier de la casa, usando unas ojotas –que minutos después calzaba en el bolsillo de la mochila- a modo de croquis, entramos a dibujar un partido de fútbol imaginario, jugadas en el aire, boceto de fulbito. Cómo mirar, cómo poner el pie. Las cosas lindas que llegan a hacer algunos jugadores. Recordamos al Mundial y a nuestra selección, obviamente, claro que sí. Llegamos a la conclusión explícita de que el fútbol es un juego y para que sea lindo hay que jugarlo y jugarlo es recibir y pasar la pelota, recibir y pasar la pelota y en uno de esos pases, tratar, sí, que el equipo haga gol. El fútbol es ese equipo haciendo eso. Todo muy entretenido pero se hizo la hora, le di un fuerte abrazo, muy linda la charla y el couching, y me fui.
Bueno, horas más tarde, esa misma noche, me llega un wassap de Lucas, sin texto, sólo una imagen: la abro y es –como dijo otro de mis hermanos- una de las fotos más increíbles del año: mi hermano con Mascherano, en Ezeiza, a punto de subir al avión. Me caigo de culo, como dijo el poeta. SÍ, SÍ, SEÑORES, el tipo me estaba mandando UNA SELFIE CON MASCHERANO, UNA POSTAL CON JAVIER ALEJANDRO MASCHERANO, UNA FOTO DE LUCAS y MASCHE SONRIENDO A LA CÁMARA a punto de subir ¿a un queeeé? Sí, A UN AVIÓN. ¿Qué queda pensar? ¿La relación entre los aviones y el fútbol? ¿Que mi temporada con la selección y los aviones tenía un bis y ni lo sospeché? No lo sé. Sólo quiero decir que hay algo. Y es un zarpe de la vida, de la pelota, qué sé yo. Todavía no hablé con mi hermano. Pero yo, a partir de ahora, no me referiré más a esa famosa teoría de ‘los seis grados de separación de Kevin Bacon’. Ahora, desde anoche y para siempre, dos semanas después de la final de fútbol, digo: estoy a-un-grado-de-separación-de-Mascherano. Y éso es como pasar la pelota, recibir y pasar la pelota hasta que el equipo haga gol. Y lo hizo. Y gracias. Posta, aguante todo Emoticono heart ‪#‎Ojota‬ ‪#‎Avión‬ ‪#‎Gol‬